Inicio 9 Arte 9 Grandes pintoras en la historia del arte

Grandes pintoras en la historia del arte

junio 5, 2021

La pintura es una de las manifestaciones artísticas más importantes, ya que es una forma de registrar los cambios epistemológicos que experimentaron las sociedades humanas. A través de la pintura podemos aproximarnos a la idiosincrasia de una determinada época o cultura, por lo que se trata de un arte que tiene un increíble valor histórico y antropológico. 

Si revisamos la Historia del arte, ya sea en libros, enciclopedias o documentales, es poco probable que en ellos se mencionen los aportes de las mujeres pintoras, pues estas quedaron relegadas en un segundo plano. De hecho, muchos nombres de grandes artistas fueron olvidados o excluidos de los registros históricos. 

Sin embargo, en los últimos años los investigadores han hecho un esfuerzo por rescatar las obras de increíbles pintoras, lo que nos ha permitido conocer estas voces artísticas que anteriormente habían sido silenciadas. A continuación queremos compartirte un breve listado de algunas de las pintoras más importantes, quienes lograron dejar su huella en el mundo del arte a pesar de las limitaciones y costumbres de su época:

Sophie Gengembre Anderson (1823-1903)

Elaine (1870)

Fue una pintora y artista británica, perteneciente al estilo prerrafaelita. La temática de su pintura se enfocó en retratar niños y mujeres, generalmente en ambientes campestres e idílicos. Anderson comenzó su trayectoria en el mundo de las artes como litógrafa; también se dio a conocer haciendo retratos de obispos episcopales. 

Vale destacar que Sophie Anderson fue la primera mujer en ganar más de un millón de libras en Cornwall por una obra pictórica, titulada No Walk Today. Asimismo, su obra Elaine fue la primera pintura (hecha por una mujer) comprada en una colección pública. 

Sofonisba Anguissola (1535-1625)

Autoretrato (1556)

Sofonisba fue una pintora italiana, considerada como la primera artista exitosa del Renacimiento. Se especializó en los retratos y autoretratos, lo que le permitió innovar y cambiar las reglas del canon de los retratos femeninos. A sus 27 años, se instaló en la corte española (durante el reinado de Felipe II), lo que le permitió ser el eslabón entre la pintura italiana y la española; es decir, Anguissola sintetizó ambas técnicas y las fusionó, construyendo su propio estilo. 

Vale destacar que Sofonisba marcó un precedente para futuras pintoras, pues con su trayectoria pudo abrirle camino a las demás mujeres artistas, quienes anteriormente no eran tomadas en cuenta en el mundo académico. Asimismo, estas artistas no contaron con el apoyo de los talleres o el mecenazgo papal, pero pudieron hallar refugio en las cortes.

Actualmente, a Anguissola se le atribuyen 50 pinturas, entre las cuales destacan su Autoretrato (1556), donde vemos a la artista representando el arte de la pintura; el retrato de Felipe II (1563) y El juego de ajedrez (1555). 

Artemisia Gentileschi (1593-1656)

Autoretrato como alegoría a la pintura (1638)

Gentileschi fue una pintora italiana, de inclinación barroca y fiel seguidora del caravaggismo. Se formó en la escuela de su padre, Orazio Gentileschi, gran exponente del taller de Caravaggio. De esta influencia caravaggista, Artemisia tomó el naturalismo y el dinamismo, junto con la inclinación por representar escenas violentas en sus pinturas. 

Asimismo, la temática de sus pinturas fue de carácter histórico y religioso; de hecho, son famosas las representaciones que hizo Gentileschi de personajes femeninos como Cleopatra, Betsabé, Judith y Lucrecia. 

Algunos críticos afirman que en sus pinturas podemos hallar rasgos feministas, producto de una experiencia que marcaría la trayectoria de la pintora por el resto de su vida: a los 18 años, Artemisia fue violada por Agostino Tassi, un pintor que posteriormente fue acusado de robo y de planificar un asesinato. Vale destacar que Artemisia fue la primera mujer que se hizo miembro de la Galería de la Academia, ubicada en Florencia, lo que le permitió obtener una clientela internacional. 

Lavinia Fontana (1552-1614)

Autoretrato (1567)

Fontana fue una pintora de nacionalidad italiana, quien perteneció al periodo artístico del primer barroco. Se trata de una de las artistas femeninas más importante de su época, quien incluso pudo dirigir su propio taller (lo que no era usual en aquel momento); asimismo, fue la pintora oficial de la corte de Clemente VIII. 

Lavinia fue una artista muy prolífica; se cree que llegó a realizar hasta 135 pinturas, sin embargo, solo se conservan 32 obras fechadas y firmadas por ella. Vale destacar que Fontana estuvo muy influenciada por Sofonisba Anguissola, cuyas obras le sirvieron de inspiración para retratar de forma muy detallada las joyas y los vestidos. Los críticos afirman que el arte de Fontana es religioso, fácil y directo, con un excelente manejo de los colores fuertes. 

Marie-Louise-Élisabeth Vigée-Lebrun (1755-1842)

Autoretrato (1782)

Vigée-Lebrun fue una pintora francesa del siglo XVIII muy famosa, siendo una de las retratistas más solicitadas de su época. De hecho, se sabe que realizó hasta 900 pinturas, mayormente retratos; un dato curioso es que fue amiga cercana de la reina María Antonieta, de quien realizó hasta 30 pinturas.  

Asimismo, Vigée-Lebrun fue miembro de varias Academias prestigiosas, como la de Roma, Florencia, Berlín, San Petersburgo y Bolonia. Un aspecto interesante es que la pintora escribió unas memorias de su vida, lo que le permitió a los historiadores conocer no solo su obra, sino también varios aspectos importantes sobre la época.

Vigée-Lebrun tuvo la oportunidad de viajar a los Países Bajos, lo que le permitió mejorar su técnica pictórica inspirándose en las obras de Rubens y otros maestros flamencos. Durante este período, retrató a importantes nobles de la corte holandesa, lo que la convirtió en una artista internacional.

Durante la Revolución Francesa, Vigée-Lebrun fue catalogada como monárquica, por lo que tuvo que recurrir al exilio para poder salvar su vida (en compañía de su hija de 9 años). Primero se alojó en Italia, para luego pasar por Austria y Rusia. La pintora también viajó incontables veces por Europa, lo que le permitió retratar a importantes personalidades, como por ejemplo a Lord Byron. 

Berthe Morisot (1841-1895)

Mujer en su baño (1875)

Fue una pintora y artista francesa, conocida como una de las fundadoras más importantes del movimiento impresionista. Su carrera artística tuvo una duración de más de tres décadas, teniendo la oportunidad de exhibir sus obras en el Salón de París. De hecho, desde sus 23 años la artista pudo darse a conocer junto con otros grandes pintores, como Claude Monet, Edgar Degas y Renoir.

Se dice que sus pinturas estaban provistas de una compleja red de pinceladas, las cuales utilizó para retratar aspectos cotidianos de su vida y de su entorno. Hasta el siglo XX, la vida de Morisot había quedado relegada a un segundo plano, pero sus obras y sus conocimientos pictóricos le valieron la admiración de sus colegas contemporáneos. Actualmente, Berthe es considerada como una de las pintoras más influyentes de la historia del arte; incluso es llamada por algunos autores como “la gran dama de la pintura”.

Mary Cassatt (1844-1926)

Autoretrato (1880)

Al igual que Berthe Morisot, Mary Cassatt formó parte del movimiento impresionista, siendo una de las representantes femeninas más importantes de este género. De nacionalidad estadounidense, Cassatt tuvo la oportunidad de hacer vida en Francia, donde conoció al pintor Edgar Degas. Esta amistad la influenció para pertenecer al impresionismo, estilo pictórico en el que la artista destacó notablemente.

En las obras de Cassatt podemos ver un gran interés por retratar la movida social de la época, así como también por registrar la vida privada de las mujeres, sobre todo la relación de estas con sus hijos. Asimismo, la autora destacó por su excelente dominio de los colores pasteles y sus grabados.

Tamara de Lempicka (1898-1980)

Autoretrato en un Bugatti verde (1929)

Tamara de Lempicka fue una pintora polaca, cuyas obras alcanzaron un éxito contundente en el continente europeo y en Estados Unidos. Lempicka destacó principalmente por sus desnudos y retratos, los cuales siguieron la estética del art-decó. Vale destacar que la artista fue criada en un mundo de abundancia y lujos, lo que le permitió tener acceso a la educación y a la formación pictórica.

El principal interés artístico de Lempicka fue la figura humana, especialmente el cuerpo femenino. Su estilo tan particular le permitió tener mucho éxito entre las celebridades de Hollywood, a quienes retrató en incontables ocasiones. 

Además, en las pinturas de Lempicka podemos ver una notable influencia del cubismo, que se combina con los parámetros propios del art-decó. La artista fue tan popular en las altas esferas sociales, que fue apodada como “la baronesa con pincel”.

Georgia O’Keeffe (1887-1986)

Blue and green music (1921)

Fue una pintora originaria de los Estados Unidos, conocida a nivel mundial por sus flores, rascacielos y paisajes americanos. Su popularidad fue tan notoria, que O’Keeffe obtuvo el apodo de “la madre del modernismo estadounidense”. Por su labor artística, Georgia consiguió varios premios y distinciones, como por ejemplo un título honorario de la Universidad de Harvard y la Medalla Nacional de las Artes. 

O’Keeffe se hizo famosa por pintar todo tipo de flores; de hecho, se sabe que realizó al menos unas 200 pinturas con esta temática. La idea de la pintora era representar las flores a gran escala, es decir, como si se estuvieran viendo desde un lente de aumento. Esta particularidad, junto con su uso del color, hicieron que sus obras se volvieran irresistibles para los espectadores.

Fundadora de El Banquete. Licenciada en Letras (Universidad Católica Andrés Bello), ha redactado para varias páginas web y participado en distintas ponencias sobre literatura y cultura. Estudiante de piano, emprendedora, amante del conocimiento, la lectura, el arte y promotora de un estilo de vida saludable.

Ads Banner

Articulos Relacionados

Novela Gótica: la construcción del monstruo en Drácula

Novela Gótica: la construcción del monstruo en Drácula

La literatura gótica es aquella que nace como reacción ante la mentalidad racional de una época; a mediados del siglo XVIII surge un cambio en la sensibilidad occidental, lo que permitió que nuevas formas de concebir la belleza permearan el canon...

Gracias, Maupassant

Gracias, Maupassant

Creo que Guy de Maupassant fue el primer escritor francés que leí. Luego conocí y me sumergí en la prodigiosa y abrumadora narrativa de otros autores compatriotas de Maupassant, como Victor Hugo y Gustave Flaubert. Pero fue con él con quien me...

65 Comentarios

  1. php shell

    Hey! I could have sworn I’ve been to this website before but after
    reading through some of the post I realized it’s new to me.
    Anyways, I’m definitely glad I found it and I’ll be bookmarking and checking back frequently!

    Responder
  2. Txfukx

    sildenafil in mexico – brand viagra online canadian pharmacy

    Responder
  3. Jimwxd

    legitimate canadian mail order pharmacy – buy discount cialis best online

    Responder
  4. Klvwye

    ivermectin 1%cream – ivermectin pills

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!